Tag Archives: HSC

Revisión: The Bone Marrow Niche for hematopoietic stem cells (Morrison, S. J., & Scadden, D. T. (2014). Nature, 505(7483), 327–34. doi:10.1038/nature12984)

Nuestro concepto del nicho de las células *stem” hematopoyéticas (HSC) como una estructura funcional, constituida por diferentes tipos celulares y una red de regulación humoral específica, ha facilitado nuestra compresión de la biología del trasplante y de la leucemogénesis. Durante el desarrollo, el nicho de estas células pasa por diferentes regiones como el saco vitelino, la región AGM, la placenta, el hígado fetal y finalmente la médula ósea. Nuestro concepto de la existencia de un “nicho osteoblástico” y un “nicho vascular”, se ve claramente confrontada con la publicación realizada por Morrison et Al.

Luego de una excelente revisión histórica los autores plantean los siguientes conceptos:

1. Un nicho es definido por anatomía y función: un microambiente tisular que directamente mantiene y regula una clase particular de célula stem.

2. Los experimentos iniciales para definir las células que se encuentran en vecindad del las HSC fueron complejos por las dificultades para caracterizar las propias HSC. La combinación de CD150+ con un CD48- y un CD41-, permitió por fin tener una fracción purificada.

3. La mayoría de las células HSC con este inmunofenotipo, se localizan adyacentes a los sinusoides o dentro de cinco diámetros celulares de un sinusoide

4.  Menos del 20% de las HSC se localizan en el endostio.

Uno de los hallazgos experimentales mas interesantes es que en  ratones irradiados mostraron  las HSC se localizan luego del trasplante en el endostio. Esto favorecería la hipótesis de que esta región es particularmente relevante para el mantenimiento de la hematopoyesis.  Sin embargo un hallazgo central es que la radioterapia daña los sinusoides de la médula ósea. Esto sugeriría que los únicos vasos disponibles luego del procedimiento de radioterapia son los vasos arteriolares del endostio los cuales se preservan y esto explicaría esta localización preferencial.

¿ Existe entonces un nicho vascular mas que un nicho osteoblástico? 

Veremos la evidencia en el siguiente post.

L. Enciso